INCLIVA INVESTIGACIÓN BIOMEDICA VALENCIA SANITARIA SABATER ONCOLOGÍA CERVANTES CÁNCER PANCREAS

Nuevos retos para el cáncer más difícil: pacientes con cáncer de páncreas irresecable candidatos a cirugía curativa

El Dr. Sabater del Grupo de Investigación en Cirugía General y Digestiva de INCLIVA, y el Dr. Andrés Cervantes, Director General e Investigador Principal del Grupo de Investigación en cáncer colorrectal y nuevos desarrollos terapéuticos en tumores sólidos -perteneciente a CIBERONC- al frente de sus equipos quirúrgico, oncológico y de investigación han publicado recientemente el artículo “Borderline resectable pancreatic cancer. Challenges and controversies”, en la prestigiosa revista de medicina oncológica Cancer Treatment Reviews

Este novedoso trabajo de revisión permite identificar a un nuevo subgrupo de pacientes con cáncer de páncreas como candidatos a someterse a una intervención quirúrgica. En concreto, este avance ofrece la posibilidad a quienes padecen cáncer de páncreas en el límite de la resección, que hasta ahora era una enfermedad inoperable, de ser intervenidos quirúrgicamente con finalidad curativa. 

En la UE, unas 50.000 personas fallecen anualmente por cáncer de páncreas, y la incidencia de la enfermedad es creciente. Gracias a este nuevo abordaje, el número de pacientes que podrían someterse a una cirugía con carácter curativo pasaría de un 20% a un 40%.

Tal y como nos explica el Dr. Cervantes, este estudio "abre una ventana de oportunidad. Antes, estos tumores se encontraban durante la operación porque no se habían definido antes. Y, si se detectaban previamente, la operación se desestimaba  porque no había tratamientos eficaces. Identificar a este subgrupo de pacientes forma parte de una tendencia emergente y cada vez más importante: si somos conscientes de las diferentes tipologías de tumores y pacientes, podremos abordar mejor la enfermedad y el paciente tendrá más oportunidades de recibir el tratamiento adecuado”.


Las imágenes radiológicas, clave en el diagnóstico preoperatorio 

Solo un 20% de los pacientes con cáncer de páncreas son candidatos a la aplicación de técnicas quirúrgicas con fines curativos. Y es que, aunque este tipo de cáncer no está en la lista de los diez tumores más frecuentes, es el cuarto en cuanto a su elevada tasa de mortalidad, tanto en hombres como en mujeres, y es el responsable de un 7% del total de las muertes por cáncer.

Los resultados de este estudio podrían mejorar estas cifras, en la medida que algunos subgrupos de pacientes afectados por cáncer de páncreas, los que están en el límite de la resección, podrían recibir terapia neoadyuvante seguida de cirugía como tratamiento. En definitiva, este subgrupo específico de tumores de páncreas, gracias a un tratamiento preoperatorio, podrían tener una operación completa y radical.

El reconocimiento de estos pacientes comienza con una detallada evaluación de imágenes radiológicas, y requiere para su detección y planificación del tratamiento una aproximación por múltiples especialistas. “El estudio preoperatorio se hace a través de TAC o resonancia. Las imágenes obtenidas en el momento del diagnóstico nos indican que el paciente puede tener dificultades, fundamentalmente porque la arteria y la vena mesentérica superior que están en relación con este tumor y próximas a él pueden estar invadidas. El TAC nos indicará ese grado de invasión o de proximidad. Si podemos liberar esa arteria o vena, la cirugía podría hacerse con intención curativa.”, explica el Dr. Cervantes. 

 

Un trabajo traslacional y multidisciplinar 

El Hospital Clínico Universitario de Valencia e INCLIVA abordan de forma conjunta y multidisciplinar el tratamiento de los casos más complejos en patología pancreática desde hace muchos años y han participado en numerosos ensayos y proyectos de investigación. El artículo “Borderline resectable pancreatic cancer. Challenges and controversies” es fruto de esta experiencia y constituye el trabajo más exhaustivo publicado hasta el momento, porque reflexiona sobre los diferentes aspectos de esta enfermedad (definiciones más actuales, abordaje multidisciplinar, tratamiento con quimioterapia preoperatoria, dificultades quirúrgicas, etc.).  

Respecto al modo de trabajo, el prestigioso oncólogo incide en el carácter traslacional para tratar con éxito a estos pacientes. “Cada vez es más frecuente la interacción de grupos interdisciplinarios en oncología. El concepto básico es que la unión de los mejores expertos en distintas áreas de conocimiento puestas al servicio del paciente es lo que mejores resultados  produce. El páncreas en el límite de la resección es un buen ejemplo: para ser abordado requiere un excelente radiólogo que indique la relación anatómica entre el tumor y la estructura circundante; un oncólogo médico con posibilidades de definir el tratamiento eficaz y activo para reducir el tumor; y un cirujano capaz de operar al paciente y extirpar la lesión adecuadamente”. Es precisamente esta capacidad de evaluación y trabajo en un equipo multidisciplinar la clave del éxito para el tratamiento de los pacientes con cáncer de páncreas.

Aun así, y a pesar de que este nuevo estudio es esperanzador, el investigador recalca las altas demandas de la cirugía oncológica pancreática. “Estas cirugías son técnicamente complejas porque requieren preparación de los pacientes y soporte antes, durante y después de la intervención. También es necesario un equipo experto en cirugía de venas y arterias, y en cirugía de páncreas. En cualquier caso, tanto la fase previa de preparación como la de soporte a los pacientes es muy complicada”. Por otra parte, la falta de definiciones y terapias consensuadas hace que los resultados de estudios relacionados todavía sean difíciles de interpretar e implementar en algunos entornos.