INCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter

INCLIVA entrega un estandarte a la Falla Palleter-Erudito por su proyecto solidario "Plantar la Esperanza"

La Falla Palleter-Erudito Orellana ha recibido un estandarte de Incliva que reconoce su aportación a la investigación, que fue entregado por la Dra. Lluch en un acto al que asistió la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, María Josep Amigó, y el premio a la Solidaridad otorgado por Canal 7.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, acudió ayer a visitar el monumento y hoy lo hará el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Ambos se suman a la ya larga lista de autoridades y representantes del mundo civil, empresarial y político de la Comunitat que han querido dar su apoyo al proyecto ‘Plantar la Esperanza’

La Comisión ha organizado un completo programa de actividades para los días de Fallas, que incluye talleres, lecturas, juegos, jornadas divulgativas y otras propuestas orientadas a desestigmatizar y normalizar la enfermedad, dar apoyo a pacientes de cáncer de mama, sus familiares y al público en general, a la vez que concienciar sobre la importancia de la investigación. Todas las actividades, desarrolladas con apoyo de la Diputación de Valencia, están abiertas al público y son gratuitas.

La dotada con mayor carga simbólica se celebró el sábado 10 de marzo, con una tradicional plantà al tombe en la que participaron 200 mujeres afectadas, que levantaron con cuerdas el monumento, un gran palleter –personaje histórico que llamó a unir fuerzas contra los franceses en la Guerra de la Independencia- construido en vareta por Manolo García, de 10 metros de alto que, de pie sobre el mundo, lucha contra el cáncer. 

En el marco del proyecto ‘Plantar la Esperanza’ se han definido varias acciones y fórmulas de colaboración, abiertas a particulares, organizaciones e instituciones. Se pueden realizar donativos en la página web (http://plantarlaesperan
za.es/dona-ahora/), comprar el calendario solidario - con fotografías de Víctor Cucart, que retrata a mujeres afectadas por la enfermedad con rostros conocidos- o alguno de los otros elementos de merchandising diseñados para recaudar fondos o firmar la solicitud de modificación de la Ley de Mecenazgo. 

España es uno de los países donde se hace investigación de mayor calidad, pero no hay suficiente financiación y la legislación no favorece las donaciones: las desgravaciones fiscales se limitan al 15% para particulares y al 25%, en el de personas jurídicas, muy lejos de la situación en otros países, como Alemania, donde llegan a alcanzar el 100%.  

 

Un mensaje de esperanza

Hoy en día, no hay que tener miedo al cáncer, porque, en la mayoría de los casos, se puede controlar. Prácticamente el 70% se puede curarse haciendo las cosas bien, porcentaje que es mayor en casos como el cáncer de mama, donde se alcanza ya el 85% -frente al 60% de hace tres décadas-. Unos resultados que se han alcanzado gracias a las mejoras en métodos de diagnóstico y de tratamiento, todo ello gracias a la investigación”, afirmó la doctora Ana Lluch, investigadora principal del Grupo de Biología en Cáncer de Mamá de Incliva, en la conferencia impartida en el interior de la Falla Palleter-Erudito Orellana, en el marco del proyecto solidario ‘Plantar la Esperanza’, que tiene como protagonistas a las mujeres que sufren o han sufrido cáncer de mama y a sus familias, con el que la Falla da un significado especial a su 50 aniversario. 

Las estadísticas médicas reflejan que una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida. Actualmente, se detectan unos 1.800 nuevos casos al año en la Comunitat Valenciana; unos 27.000 en España, y más de 300.000 en Europa, detalla Lluch. ‘Plantar la Esperanza’ quiere contribuir a concienciar respecto a la importancia y resultados de la investigación, lograr mayores apoyos públicos y privados para afrontarla y crear una cultura de mecenazgo y unas leyes que favorezcan la investigación. 

La doctora Lluch, reconocida como la mejor oncóloga de España según el primer Monitor de Reputación Sanitaria (MRS), explica que los tratamientos han evolucionado y son menos agresivos. “En el 70% de las operaciones solo se quita el tumor y, en las que es necesario extirpar la glándula, se reconstruye inmediatamente. Y tampoco hace falta tratar a todas las mujeres con quimioterapia –solo la reciben el 30% de pacientes de cáncer de mama-. Gracias al método genómico, el estudio de la biología y las alteraciones del tumor, podemos saber quién necesita o no la quimioterapia después de la operación. El resto recibe tratamientos hormonales o biológicos, sin esos efectos secundarios. Podemos adoptar las mejores decisiones en función de cada tumor y cada paciente. Además, en el caso del 15% de pacientes que no se curan, hay importantes avances en cronificación de la enfermedad, ampliando la esperanza y la calidad de vida. En el futuro, y gracias a la investigación, podremos curar a muchas más pacientes”, subraya. 

La principal causa de muerte hoy en día es el cáncer. “La gente nos pregunta ¿por qué hay ahora tanta incidencia de la enfermedad? Por un lado, nuestro entorno, nuestro medio ambiente, ha cambiado mucho, y hay factores externos que pueden contribuir. Pero, sobre todo, se debe al incremento de la esperanza de vida. Si en el año 1900 era de 34 años para hombres y de 36 años para mujeres, ahora es de 84 años para hombres y de 87 para las mujeres. Con los 
años de vida, hay más probabilidades de tener cáncer, porque, al vivir más, las células también se dividen más y adquieren alteraciones y mutaciones genómicas
”, indica Lluch. 

No obstante, “si bien la incidencia es cada vez mayor, la mortalidad ha caído en picado desde los años 90 del siglo XX, por dos factores: las campañas de revisión y los nuevos tratamientos. El diagnóstico precoz permite detectar tumores en fase más temprana, más pequeños. Podemos atribuir al éxito de estas campañas entre un 6% y un 8% de descenso de la mortalidad”, subraya. 

En el caso del grupo de investigación de la Doctora Lluch, centra gran parte de sus proyectos y ensayos clínicos en el ‘Cáncer de mama triple negativo’, “porque nos queda mucho por investigar. Supone entre el 12% y el 15% de todos los casos de cáncer de mama”, apunta. 
   

INCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter
IINCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter
IINCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter
INCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter
INCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter
INCLIVA Investigacion biomedicina Oncologia Lluch Palleter